¿Vivimos en una iglesia mezquina?

1. Hoy acabo de ver, entre los muchos posts de Facebook, una foto interesante (http://9gag.com/gag/370095?ref=fb-share), que nos podría llevar a una reflexión también interesante (no digo que nos lleve a la verdad puesto que a muchas personas les asusta esa palabra… jajaja). El post mostraba dentro de una misma foto, dos partes bien marcadas, la de arriba mostraba a niños hambrientos, mientras que en la parte de abajo se mostraba al Papa Benedicto XVI empuñando un báculo revestido de oro y otros ornamentos litúrgicos recontra pomposos.

Falta de objetividad.

2. Un intento de objetividad bastaría para aplacar la crítica de estas imágenes; pero claro, pocas son las personas que tienden a ello; y más aún cuando se trata de la Iglesia Católica.

El tema es sencillo, esta foto tiene un sentido tergiversado, puesto que una de las organizaciones mundiales que colabora más es la Iglesia Católica (hospitales, universidades, colegios, internados, centros de atención de ancianos, mujeres y niños, escuelas técnicas, casas de acogida, centros laborales gratuitos, etc., más la caridad directa que se destina para los lugares más carentes), la misma que desde el Vaticano despliega y mueve personas y obras que trascienden a la publicidad y al interés.

Por lo tanto, definitivamente esa foto es un concepto parcializado y rudimentario de lo que significa la obra social de la Iglesia. Inclusive, linda con lo doloso, pues como dije, mucha gente en lugar de averiguar, simplemente se dejar llevar sin un poquito de ánimo de contradecir esto, con suma facilidad.

El “servicio”, la distinción con otras instituciones.

3. Un rasgo que caracteriza a la acción de la Iglesia Católica es, en esencia, el servicio desinteresado. Está en los genes de la Iglesia, por así decirlo, brindar aquello que se tiene con libertad y sin recibir a cambio aspecto patrimonial alguno.

Empero, muchos se preguntarán el porqué del cobro en lugares de atención católica. Pues es para ajustar las cuentas menores y para pagar a quienes dependen de dicha institución. Pero yendo al tema central, una iniciativa de servicio, no significa que se obvie el aspecto económico. Sólo hay que pensar que si deseo ayudar a los enfermos, tendría que tener un lugar adecuado y algo de personal para ello, pues hay que hacer cuentas y buscar la forma de reunir aquellos medios para desarrollar mi servicio.

Por tanto, lo que nos diferencia de otras instituciones de ayuda, que puede ser una ONG, un gobierno, asociaciones, etc., es el “servicio”, la caridad.

El clásico inconformismo humano.

4. Una característica humana que podemos desarrollar en estas líneas es el inconformismo, actitud que linda con otros impulsos, siendo aquella tentación que tenemos cuando algo no nos parece, desmereciendo ese algo o inclusive a alguien. Dice claramente Lc. 7, 32-34:

<Porque llegó Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: “¡Ha perdido la cabeza!”. Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “¡Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!”.>

En ese entender, la pregunta es, ¿por qué desmerecemos la actuación de la Iglesia Católica frente a la cuestión caritativa (entre otros aspectos)? ¿Será porque nosotros damos o somos más que la Iglesia, porque vemos problemas en su accionar, o simplemente porque nos cae mal la Iglesia? Si bien es cierto que es clásico el inconformismo de nuestra humanidad, sin embargo, este aspecto de criticar a la Iglesia Católica mostrando una suntuosidad mal entendida, va más allá del mero hecho de hacer comparaciones.

Hagámonos más preguntas: ¿he decidido dedicar mi vida a la caridad o a la acción social? Sí, no, de vez en cuando. ¿Dedico mi tiempo exclusivamente a temas sociales? ¿En casa practico la pobreza extrema (entendida como quien carece de los elementos esenciales para vivir)? Si soy activista, ¿vivo de la ayuda social también o lo hago desinteresadamente?

Todas estas preguntas con la finalidad de esclarecer el inconformismo. Si no hago, por qué no hago; si hago, por qué hago. Si hago mucho, por qué; si no hago nada, por qué. Si veo deficiencias, por qué no construyo; si no veo deficiencias, por qué no dejo de criticar. En fin, las preguntas van y vienen, el tema es que la Iglesia Católica realiza acciones sociales desde las personas que la componen, puesto que es parte de su esencia el campo social (http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html); y como tal, es dedicación exclusiva de la Iglesia la caridad y la ayuda social, por lo tanto, no vivimos en una Iglesia mezquina.

Otra mala intención.

5. Como dije, un intento simple y sencillo de objetividad puede acabar con la tentación de desmerecer el accionar social de la Iglesia. Pero como siempre, no falta gente –y en este caso, medios de comunicación- que hacen del desprecio una forma habitual de ventas (dinero). Me refiero a un comentario periodístico en Internet que critica la donación que hace la Iglesia de 50,000 euros como ayuda para el Cuerno de África (http://www.horapunta.com/noticia/379/OPINI%C3%93N/vaticano-s%C3%B3lo-env%C3%ADa-50000-euros-poblaci%C3%B3n-cuerno-%C3%A1frica.html), aduciendo que otros gobiernos o instituciones han colaborado muchísimo más.

Sin embargo, no saben (o no quieren saber) que la Iglesia Católica ha dado dicho aporte como signo de su ayuda, mientras que todas las obras sociales de la Iglesia siguen en funcionamiento, no cuando hay una hambruna excesiva, sino siempre. Sólo pongamos el caso de Caritas, una institución que para este diario parece que no colabora en nada, y efectivamente, es la Iglesia Católica. Por lo tanto, sumemos todos los aportes que se dan anualmente de parte de la Iglesia al mundo entero, estoy seguro que ninguna institución o gobierno sobre la tierra despliega y sirve con tanto dinero y recursos humanos a los menos favorecidos. Otro signo más de que la Iglesia no mezquina lo que recibió gratis de su Dios.

Testimonios de la acción social de la Iglesia Católica

6. Como una imagen vale más que mil palabras, quería dejar el link de un video recontra interesante de una cumbre de instituciones que trabajan en la acción social de la Iglesia Católica, y que se reúnen para cambiarle la cara a este mundo agobiado por tanta injusticia. ¿Aparecen estas reuniones en algún medio de comunicación? No, lo tiene que publicar la propia oficina de comunicaciones de la Iglesia Católica.

http://www.youtube.com/watch?v=5uj2Aeg1sMU&feature=autoshare

El entender y la acción de los fieles.

7. Estas fotos y todo lo que se nos puede criticar como parte de la Iglesia Católica, no es un insulto ni un atentado a nuestra fe, así lo tenemos que entender nosotros, más bien, un aliento para seguir sirviendo al prójimo de forma desinteresada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s