El sueño del JS…


Comunidad Católica “JS”

Había mucha gente luego de la Confirmación 2005 que buscaba un lugar dentro del novel MJS en Huancayo. Todos esperaban continuar la experiencia juvenil que habían vivido ese año que ya iba acabando. Un animador y catequista, por medio de algunas “jugadas”, inició el camino de lo que más adelante sería el “JS”. Verdaderamente, fue un camino con muchas dificultades y problemas; para el año 2006 ya se había propuesto un pequeño trabajo con este nuevo grupo pero la perseverancia de los chicos y chicas no fue la mejor. Para el mes de abril sólo contábamos con dos pares de chicas que aún querían seguir el camino de ilusión de este nuevo grupo. Pasaban los meses y esto se veía oscuro, se planteaban actividades, se brindaba una formación sencilla y muy simple, pero el grupo no aumentaba, más bien sólo iban para algunos talleres de guitarra que se formaron y a decir verdad: para ver a sus “amiguitos”, para encontrarse con la mancha; pero también: porque algo en el corazón de esas cuatro chicas había tocado su estilo de vida.

Llegó el fin de año y se sentía el cansancio de un grupo que no caminaba; pero yo, que era el animador y el catequista que había soñado este grupo, persistía tercamente en mi decisión. Finalmente, al culminar la Confirmación de ese año, se hizo una convocatoria muy fuerte y a finales del mes de noviembre se tuvo una reunión con la gente nueva. Ahí estaban muchos que hoy en día siguen en la Comunidad. Gracias a Dios, con este grupo de jóvenes, el grupo se fue cimentando y tuvimos nuestro primer retiro a principios del año 2007, como también la presentación de nuestro primer musical en honor a Don Bosco. Íbamos destacando por nuestras presentaciones y porque éramos una alternativa diferente y muy salesiana para los jóvenes que quieren buscar a Dios. Para el año 2008, se había formado una Comunidad, porque descendemos de una tradición cristiana (Hch 2, 42) y empezamos a soñar mucho más: talleres, teatros, encuentros, retiros, paseos, musicales, canciones, formación, ayuda espiritual, planes novedosos y completos, fiestas, aniversarios, boletines, etc., etc., etc. Hoy en día, año 2010, por algunas razones, son los jóvenes -que alguna vez estuvieron sentados escuchando mi voz- los que van formándose en la animación y dirigiendo a la Comunidad. Hemos pasado muchas situaciones, buenas y malas, pero seguimos creyendo en Jesús, y seguimos presentes en medio de este mundo con el “sueño”… ese sueño que día a día se vuelve una realidad: contigo y conmigo.

El JS: “Remar mar adentro”.

Habían muchos chicos y chicas, no podía perderlos, había que remar mar adentro para obtener una pesca milagrosa (Lc 5, 1-11). No podía quedarme de brazos cruzados esperando que los jóvenes que estaban esperando una propuesta se fueran con las manos vacías y el corazón en búsqueda de otras experiencias, tenía que competir con el demonio de una vez por todas.
Así nació este “sueño”, que espero llegue algún día a visualizarse así: “chicos y chicas reuniéndose varios días a la semana, especialmente sábados y domingos, todos con un solo ideal, ganar su salvación utilizando sabiamente su tiempo y de la manera más juvenil; risas, cantos, bromas, baile, formación, paseos, diversión al estilo de Don Bosco que vio en Jesús un estilo de vida único: siendo alegres y cumpliendo el deber. Gente joven, recontra despierta provocando grandes proyectos, cosas enormes que convoquen a nuestros patios y lugares a más jóvenes de todo Huancayo, que compartan con nosotros un hogar, una familia, una decisión”.
Nunca hubo desánimos, el “JS” es una Comunidad perfecta que tiene todas las posibilidades de convertirse en un ícono del MJS en Huancayo: se tienen planes ya hechos, se tiene gente de calidad, de cuenta con ambientes y material, se tiene propuesta de trabajo y muchas actividades, hay proyectos grandes… sólo falta que TÚ, lo vendas todo por el Señor para que no te vayas entristecido si le niegas algo (como le sucedió al “joven rico” en Mt 19, 16-22). El “JS” puede ser para ti el punto de partida de un “sueño” que te lleve a la eternidad, a la salvación.

El JS: una experiencia de fe en familia.

Se siente maravilloso ver cómo tus hijos son ahora los que llevan adelante los proyectos familiares, aquellos planes y actividades de nuestra Iglesia, de Don Bosco, del Señor Jesucristo. Me siento muy orgulloso por los chicos que ahora persisten en un sueño que tal vez les quita tiempo para sus iniciativas personales, pero que entregan su vida por su salvación, cargando su cruz (Lc 14, 27).

A todos los que ahora forman parte de la gran Comunidad “JS”, para Dios no hay nada imposible (Mt 19, 26b), sólo deja que viva en tu corazón y arriesga tu vida, porque “EL QUE ANTEPONE A TODO SU PROPIA VIDA, LA PERDERÁ, Y EL QUE SACRIFIQUE SU VIDA POR MI CAUSA (Cristo Jesús), LA HALLARÁ” (Mt 11, 39). Que así sea siempre mis “JS”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s