¿Cuestión de “traducción” o de “vivencia”?


1. ANÉCDOTA UNIVERSAL

Mi intención no es ahondar en temas históricos del siglo XVI, ya que mi propia dirección intelectual en la vida no lo enfrenta. Lo que busco es provocar una reflexión en torno a la vivencia de las Sagradas Escrituras. Convocaré, entonces, a un personaje muy significativo como Martín Lutero para iniciar este breve texto cuestionando nuestra realidad, en algunos casos: desesperante.

Refiero la acción de Lutero de contar con la Biblia accesible para toda la gente, allá por el año de 1522 (con la salvedad de los esfuerzos hechos por nuestra Iglesia Católica), la cual hoy en día se ha convertido en cualquiera idea encontrada que justifica enfrentamientos, menos en lo que podría ser una posibilidad de encontrarnos con Cristo a través de la lectura orante de la Palabra de Dios.

¿A qué me refiero? Sencillamente que es una situación risible el hecho de que el hombre de algunos siglos atrás reclamaba conocer la Biblia… y otros tantos actualmente, que teniéndola a la mano, ni siquiera hablan bien de ella (y sin ni siquiera saber de su contenido). Definitivamente una anécdota universal.

En este sentido, podemos tener a la vista lo esencial del mensaje de Jesús: la transformación del corazón. Lo cual se hace proceso de fe en cuanto leemos su Palabra y vemos en ella el sentido de nuestras vidas y las pautas necesarias para llegar a Dios a imitación de Jesucristo.

Pero más aún, tenemos algo inquietante que me deja perplejo. Se trata de aquello que nos sucede a los seres humanos, que cuando tenemos algo nos acostumbramos, nos abandonamos en otras cosas, nos sumergimos en otros temas… y olvidamos aquello importante, aquello que es vital para nuestra existencia (en el caso de los cristianos: el conocimiento de la vida de Jesucristo por medio de la lectura orante de la Palabra de Dios).

2. VIVENCIA COMÚN

Justamente la vocación nuestra nos llama a ser lo que somos, a vivir lo que vivimos, a ser coherentes con nuestros pensamientos. Y si queremos ser justos y verdaderos, todos los hombres estamos llamados a ser testigos de la verdad, de la justicia, de la solidaridad. Ateos y creyentes tenemos algo en común: justamente éstos valores universales que nos llevarán a todos a la eminente salvación –en todo sentido.

Las expresiones del ayer, son también las expresiones de hoy. Lo que se dijo en la época de Lutero, también se dice hoy en día. Lo relevante de esto son las ACTITUDES que tenemos frente a nuestros problemas comunes.

No es cuestión de tener algo o no tener algo, no se trata de traducir o no la Biblia. Demostrado está que lo que se debe hacer es vivir lo que se cree y profesa. Y en la actualidad, en los tiempos que corren, todos debemos vivir aquello por lo cual estamos aquí; debemos actuar en función de una puesta en común de valores y principios para todos, sin exclusión.

3. SIN EXCLUSIÓN

En este caso, debemos acogernos a los valores principales que rigen nuestro destino en la tierra. Aquellos valores y principios a los que no podemos renunciar.

Sin embargo, detenerse en aquella mirada hacia el horizonte de nuestro futuro como seres humanos se hace angustiosa cuando cada uno entiende a su modo la solidaridad, cuando cada institución o país dirige sus esfuerzos hacia una justicia que a la larga es también injusticia.

Finalmente, los esfuerzos en común –tarde o temprano- tienen que dirigirse a la consecución de una verdadera y única solidaridad y justicia. Una igualdad que no discrimine a nadie, una equidad que nos dé equilibrio.

4. TESTIMONIO DE LOS CATÓLICOS

Por lo tanto, el tiempo se ha cumplido (como siempre). Nuestro actuar, nuestra vida y nuestras acciones deben ser dirigidas a cuanto bien se puede obtener sobre la tierra. Somos luz o somos oscuridad, somos traducción o somos vivencia: queda en nuestro testimonio la posibilidad de vivir mejor y conseguir aquello que tanto anhelamos: ver a Dios todos juntos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s